El iPad no carga: ¿qué podemos hacer?

Si bien los dispositivos de Apple son muy confiables y de alta calidad, son vulnerables a un problema universal de cualquier dispositivo de este tipo. Si en tu caso el iPad no carga o carga muy lento existen varias soluciones que puedes probar antes de usar la garantía o pagar una reparación. Ya que puede ser algo tan común y sencillo como problemas del mismo cargador o un cable defectuoso. Incluso algunas impurezas en el puerto de carga que no le permitan hacer buen contacto.

El hecho es que, un iPad que carga muy lento o no carga puede irritar a cualquiera. Ya que en poco tiempo la batería puede acabarse incluso cuando aparenta estar cargando. Veamos algunos consejos que podrían ayudarte cuando el iPad no carga.

Asegúrate de que todo esté bien conectado

Lo primero es asegurarse de que el cable esté bien enchufado al iPad y al cargador (o PC si es el caso). También asegúrate de que el cargador esté bien enchufado a la toma de corrientes y que esta funcione. Puede que lo último sea algo tonto, pero es probable que haya un problema con la toma de corriente.

iPad no carga

Si tu iPad no carga, verifica que todas las conexiones estén bien. Tanto el cable entre el iPad y el cargador, como el cargador a la toma de corriente.

¿Estás cargando tu iPad con una Mac o PC?

Si estás cargando tu iPad con un ordenador, recuerda que bien sea Mac o PC cualquier dispositivo cargará más lento que con su cargador original. Ya que los puertos USB de los ordenadores en algunos casos manejan el mismo voltaje, pero trabajan con una corriente menor.

Por ejemplo, un cargador original puede proporcionar hasta 2 amperios. Pero un puerto USB 2.0 puede proporcionar hasta 500 miliamperios y un puerto USB 3.0 hasta 900 miliamperios. Es por eso que si conectas tu iPad al ordenador puede aparecer el mensaje “No está cargando” en la barra de estado.

Revisa el puerto de carga de tu iPad

¿Tu iPad sigue sin cargar? Bien, desconecta el cable y observa bien puerto de carga revisando que no haya impurezas. Si ves algo dale golpes rápidos con el dedo, si nada sale intenta utilizar un soplador de aire comprimido.

A veces un poco de polvo o pelusas pueden entrar en el puerto de carga de estos dispositivos. Esto provoca que no haga buen contacto y el dispositivo no reconozca el cargador, o bien lo reconozca pero no esté funcionando bien.

No uses el iPad

Si usas tu iPad al mismo tiempo que la cargas, puedes provocar que cargue más lento o ni siquiera lo haga. Ya que poner a trabajar el procesador y la pantalla consume corriente. Por lo que si tu cargador no es lo suficientemente potente, puede estar simplemente alimentando este trabajo y nada a la carga.

Lo mejor, al igual que si intentas cargar tu iPad con tu ordenador es apagar el dispositivo. Apagar la pantalla también es buena opción, pero apagar el dispositivo disminuye considerablemente la energía que utiliza.

iPad no carga

Evita usar el iPad mientras carga, ya que consume más energía y puede provocar que cargue más lento.

¿Estás usando el cargador correcto?

Recuerda que los iPhone y Apple Watch vienen con cargadores de 5V y los iPad con cargadores de 12 V. Ambos pueden usarse unos con otros, pero esto afecta considerablemente la velocidad de carga.

Un cargador de 12V es mucho más potente que uno de 5. En caso de haber extraviado el cargador original de tu iPad, lo mejor es comprar uno nuevo en la tienda de Apple. Sin embargo, Apple aconseja hacer un restablecimiento de fábrica en tu iPad si tu cargador es el original. Ya que alguna aplicación puede estar provocando problemas y hacer que el CPU esté trabajando de más.

Algún elemento podría estar defectuoso

Bien, si nada de lo anterior funcionó es el momento de buscar culpables. Es hora de verificar que el cable y el cargador estén en buen estado. De ser posible intenta pedir un cable prestado y otro cargador a ver si tu iPad carga. También es aconsejable verificar el estado de la batería, ya que si está defectuosa no es capaz de retener carga.

En caso de que aún veas que el iPad no carga, es posible que el puerto de carga esté defectuoso. En este caso ha llegado el momento de recurrir al soporte técnico de Apple para que puedan revisar tu iPad. Si estás en garantía no habrá problema, pero si ya venció deberás desembolsillar un poco de dinero.