¿Crees que tu iPhone puede tener virus o algún tipo de malware? Aquí te damos algunos tips para eliminarlos

Los virus o malware en un iPhone son muy raros. Sin embargo, aquí te diremos cómo estar seguros si tu iPhone o iPad está infectado con virus y cómo eliminarlos. Aunque es probable que esta sea tu situación, de hecho, el malware de cualquier tipo para iOS no existe. Pero si crees que tu dispositivo iOS está infectado con gusano, virus o cualquier malware, aquí te diremos cómo eliminarlo y como evitar infectar tu dispositivo con “malware”.

¿Cómo saber si un iPhone o iPad tiene virus?

Un virus es una pieza de código que se inserta en otro programa. Mientras que un gusano es un programa independiente por derecho propio. El objetivo de ambos malware es propagarse por sí mismos secuestrando aplicaciones de mensajería o por medio de ingeniería social.

El motivo por el cual no existen estos tipos de malware para iOS, es porque a pesar de que algunas han sufrido inserción de código malicioso o se ha secuestrado la herramienta de desarrollador utilizada para crearlas, estas aplicaciones son capturadas en la etapa de aprobación antes de aparecer en la App Store.

Tips para eliminar malware de iOS

Pero, aquellos que han decidido liberar sus dispositivos pueden instalar aplicaciones de otras fuentes y en ese caso podrían instalar software malicioso. Sin embargo, el SandBox de iOS debería evitar que el ataque de malware pueda acceder a otras aplicaciones o al sistema operativo.

¿Si mi dispositivo iOS no está infectado por qué funciona mal?

Si has hecho jailbreak a tu dispositivo e instalaste una aplicación de una fuente no oficial, es posible que hayas instalado software malicioso. La solución sería aislar al aplicación y desinstalarla.

¿El comportamiento solo se manifiesta al usar ciertas aplicaciones? En este caso, si se trata de una aplicación quizás sea un problema de la aplicación y será solucionado en alguna actualización. Un comportamiento extraño sería que las aplicaciones te redirigan a una página web desconocida en Safari o abrir la App Store sin tu permiso.

Si crees que una aplicación está dando problemas al usarla. El síntoma más común es que te rediriga a una página web o a la App Store. El problema puede ser resuelto si actualizas la aplicación. Por otro lado, si actualizar la aplicación no resuelve el problema entonces lo mejor es desinstalarla. Si el problema desaparece, sin dudas esa aplicación era la culpable.

¿Qué hacer cuando el dispositivo iOS da problemas?

Un consejo rápido para esto y evitar la redirección de las páginas web es ir a Configuración, Safari y Borrar historial y datos del sitio web. Pulsas sobre borrar y luego confirmas para limpiar el explorador.

También puedes mantener presionado el botón de encendido hasta que la pantalla cambie y “deslizar para apagar”. Luego mantén presionado el botón de encendido por unos 10 segundos para volver a encender el teléfono. Normalmente esto ayuda incluso a limpiar la caché del sistema, lo que puede resolver varios problemas en el dispositivo.

Otra opción es si tienes copias de seguridad de tu iPhone. Esto es mucho más fácil restaurar tu iPhone desde la copia de seguridad más reciente. Pero si esto no soluciona el problema, es probable que hayas hecho una copia de seguridad con el malware incluido, por lo que debes utilizar otra copia de seguridad.

Si ninguna de las copias de seguridad están libres de malware, entonces deberás empezar de 0. Para limpiar tu iPhone debes ir a Configuración, General, Restablecer y seleccionar Borrar todos los contenidos y configuraciones. Luego debes ingresar la contraseña y confirmar el proceso. Luego de esto, naturalmente deberás volver a instalar todas las aplicaciones que quieras usar. Pero por supuesto, evita instalar la que te daba el problema.

Cómo evitar volver a infectar el iPhone con malware

Lo mejor es actualizar iOS con regularidad y por supuesto no realizar jealbreaking. Si lo haces, ten mucho cuidado con las aplicaciones que quieres instalar y las fuentes desde donde las descargas. También evita los ataques de ingeniería social (abrir enlaces si no estás seguro de donde provienen).