Apple prueba cientos de alternativas de packaging para sus nuevos productos

La verdad es que de Apple se ha dicho casi todo. Tanto que hay quien considera a la empresa de Cupertino como una verdadera religión, en lugar de una simple fabricante de gadgets. En realidad, el mito se ha formado precisamente por el cuidado con el que Apple trata a sus productos, como si fuesen sus verdaderos hijos; y ese amor por los detalles se nos descubre en el libro Inside Apple, en el que nos cuentan cómo se elige el packaging desde la empresa de la manzana.

Y es que lo que podría parecer una simple caja, para los de la empresa de Steve Jobs no lo es. Tanto así, que el libro nos desvela que en la elección de packaging sus directivos se encierran en la que es una habitación secreta durante meses, con la única intención de abrir cajas para analizar cuál será la mejor para cada uno de los dispositivos Apple.

Todo esto, además de ser muy curioso, no demuestra otra cosa que lo que ya sabíamos; que en realidad Apple es mucho más que otras compañías, por ese cuidado con cada una de las cosas que hace. Y es que aunque sea solo una caja, es una caja en la que se presenta el producto, la primera impresión que tenemos tanto de la marca como del dispositivos en sí mismo, cuando adquirimos alguno de sus gadgets. Precisamente porque esa caja es lo que nos va a entrar por los ojos, desde la compañía de la manzana ponen tanto énfasis y se gastan tantos recursos y dinero.

Y ya se sabe que las primeras impresiones son importantes, pero para Apple, son casi un ritual. Si hay algo que Steve Jobs dejó patente en todas sus creaciones, es que cualquier detalle mínimo marcaba la diferencia. Jonathan Ive, el vicepresidente de diseño industrial de la empresa, es todavía más claro respecto a lo del packaging en una de sus declaraciones:

«Diseñas un ritual de desembalaje para hacer que el producto sea especial. El packaging puede ser un teatro, puede crear una historia»

Y ahora, cada vez que desembalen uno de los próximos gadgets de Apple que se compren, de seguro que recuerdan que detrás de esa caja, hay toda una historia contada por la compañía de la manzan

Via:  Marketing Directo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *